Si hay un wedding drama de tu yo del futuro es este o por qué tu vídeo de boda no debe durar más de 20 minutos

Celebración, Planning

Y no solo lo decimos nosotras. Lo dicen los que más saben de videos de boda.

Novia 101 para organizar tu boda

Redacción

27 de agosto de 2021

Imagínate que ya han pasado 5 años de tu boda, que estás en tu sofacito con tu maridi, es el día de vuestro 5º aniversario y se os ocurre volver a ver el vídeo de la boda.

Todo empieza con mucho entusiasmo, qué ilusión; jaja mira a ese qué pintas; fíjate que Mari vino con ese novio y ahora está casada y con hijos con otro; estabas impresionante, cari, etc.

Pero a lo que llevas ya 10 minutos y el vídeo es casi plano, sin emoción , quieres ir a la chicha de la boda, pero no llega; ahora un discurso; pero por qué no se ven las caras de la gente que esto fue súper divertido; maridi coge el móvil para ver sus redes sociales, te has perdido esto, uy, perdona. Y te encuentras que un momento que debería ser de puro éxtasis de vosotros dos por revivir a través del vídeo vuestro gran día, se convierte en una pelea porque el vídeo de la boda es un peñazo.

Y no lo decimos nosotras solas, también los expertos del sector lo confirman.

“El vídeo de tu boda no debe durar más de 20 minutos. En los videos de hace unos años en los que se grababan planos larguísimos y a cámara lenta lentísima llegaba un momento que te saturabas de ver cómo ponerte un gemelo podía durar 4 minutos o cómo los detalles del ramo de flores te podrían llevar a pensar que vivías en el limbo. Era un aburrimiento supino. Este hecho provocaba que cuando te planteabas volver a verlo no quisieras ni terminar el video de tu boda”, nos asegura Javier Muñoz, de Crazy Love Shots, empresa especializada en vídeos de boda con las emociones a flor de piel.

Por qué necesitas un video de boda corto de menos de 20 minutos

Nuestro cerebro está mucho más acostumbrado a ver imágenes rápidas, tráilers de películas, anuncios por todas partes, Tik Tok y Reels que hacen que nuestro umbral de atención se reduzca a los 3 primeros segundos de un vídeo, así que imagínate si tienes que tragarte (aunque sea) tu propio vídeo de boda de más de 20 minutos. Una tortura malaya, te lo decimos ya.

Sin embargo, Javier de Crazy Love Shots nos da la clave: “Al tener menos metraje, los vídeos de boda cortos generan nuevas sensaciones, son mucho más rápidos, con los momentos más importantes, que unidos entre sí mejoran mucho la personalidad del propio video. Y claro, cuando aparece la personalidad es cuando el vídeo de la boda se vuelve mucho más original, porque contiene mucho mejor la esencia de la pareja y del ambiente de la boda. Consecuencia: quizás este video de 10 minutos lo veas 500 veces y lo disfrutes muchísimo más que el video de una hora que incluye 3 discursos íntegros de la ceremonia y la cena”.

Ojo que también te recomendamos la versión mini de tu vídeo de boda corto

Por si el vídeo de boda de menos de 20 minutos te pareciera corto, te confirmamos que es incluso aún mejor que le pidas a tu videógrafo (o que le contrates, que seguro que te lo ofrece) un tráiler de menos de 5 minutos. Si es entre 1 y 3, mejor que mejor.

Pero, chicas, ¿1 minuto? ¡Si no da tiempo a ver nada! Al revés, precisamente los tráiler son “como los anuncios de las pelis que ves en la tele que son súper emocionantes y que te entran unas ganas de ver la peli que no veas. El tráiler de la boda va a contener momentos muy fugaces de la boda, mezclados entre sí, a veces sin orden pero destinados siempre a que flipes en colores, a que te ponga la carne de gallina. Y si flipas en colores, la sensación que te quedará de tu boda, ese regusto, ese volver al día de tu boda será mucho más especial”, nos comenta Javi de Crazy Love Shots, que de vídeos emocionantes sabe un rato.

«Nosotros apostamos siempre por videos más cortos y para las personas que quieren revivir la ceremonia, montamos un video en el que quitamos todos esos momentos vacíos donde no pasa nada, lo condensamos para que no dure más de 20 minutos y así la sensación del video de la ceremonia de tu boda es aún más intenso”. Palabrita de experto.

Pura magia, darling.

Artículos

Relacionados

2 Comentarios

  1. Angel fábregas

    Todo es relativo, del videógrafo, de la pareja, de las circunstancias de ese visionado futuro … influye como esté realizado el video, puede ser largo (yo prefiero llamar completo) de muchas maneras, una es como dice el artículo, a base de excesivas cámaras lentas o de contener escenas que no aportan nada o pueden contener hechos que ocurren, localización, detalles, los discursos completos, una ceremonia religiosa completa puede durar de 3/4 de hora a una hora (aún hay quien quiere escuchar todo lo que se dice y eso incluye la misa). Luego también depende de la ilusión real que haga verlo, de cuantas personas falten porque han fallecido, y tengas ganas de trasladarte a cuando vivían. etc. etc. Menos no es siempre más,

    A mi ya me encantaría entregar videos de como mucho 20 minutos, menos trabajo editando y acabaría antes (aunque me seria más difícil justificar el importe de un presupuesto), pero suceden tantas cosas que por más que quiera, en el reportaje documentalista capturas para relatar una historia, no solo los momentos principales, me veo incapaz de censurar los recuerdos que van a tener los recién casados, a fin de cuentas existe un botón para reproducir más rápido o saltar un tiempo adelante. Y por si aún así pudiera resultar pesado, entrego una versión videoclip musical de menos de 5 minutos. ¿Quieres recordar rapidito? pues el videoclip (curiosamente es lo que sale en el artículo, no vídeos de 20 minutos, uno tiene apenas 5 y el otro no se si llega a 4, los míos son de 3 o menos), ¿tarde de palomitas? pues el completo.

    Esto es como cuando se critica a los que entregamos muchísimas fotografías, que si son a peso, que si ráfagas, que si hay que ser más selectivo, lo mismo ¿tengo derecho a censurar que fotografías van a formar parte de la historia de la pareja y cuales no? pues considero que no, yo entrego el pendrive con 1000, 2000 o las que sean, todas procesadas y editadas, que estén correctas y según mi estilo y las que no quieran las pueden borrar cuando quieran.

    ¿Por qué lo veo así? porque me contratan para eso, para tener unos bonitos recuerdos y estos no entienden de tiempos. Pero también lo veo así porque yo también me casé, hace 25 años y con 52 que tengo y dos hijas, aunque mi video de bodas dura 2h y tengo 2 álbumes muy grandes y gruesos repletos de fotografías, cuando te faltan ya tus padres, tus abuelos y algunos tíos y otros por parte de tu pareja, no te cansarías de ver fotos y videos, yo quisiera aún más.

    Los valores son relativos de lo dicho antes pero también del tiempo y la edad y lo que hacemos hoy día tiene consecuencias en el futuro, lo que no obtienes ahora luego no estará, pero si lo tienes siempre tienes opción a prescindir como te plazca.

    Ahora la tendencia es videos cortitos, pocas fotos y artísticas (no se si son recuerdos o fotos para concurso) o se prescinde de video (y con ello de las personas en movimiento, las voces, sus palabras, vuestra música) y casi nadie pide álbum (total luego se puede ver en pantallas, si se cabe delante, si tiene batería, … donde esté el encanto de la foto en papel que se quite una pantalla además ¿Cuántas fotos se os han borrado alguna vez? ¿y de un álbum de vuestros mayores? … pero luego, si la pareja perdura, lo más seguro es que lo echen en falta (aunque con tanta separación si que parece innecesario invertir en unos recuerdos).

    Por último, aconsejar de cierta manera a las parejas a veces margina en cierto modo a los profesionales que no ofrecen lo que dicta el consejo, si yo fuese una pareja muy joven, lo más probable es que cuando buscase fotógrafo de boda y leyese ese artículo, seguramente no me contrataría a mi y cuando lleve 30 años casado echaré en falta más fotos y vídeo y ni recordaré que es gracias a un consejo.

    Mi humilde opinión, personal y como profesional gráfico de bodas desde hace más de una década, saludos 😜

    Responder
    • Violeta

      Hola Ángel,
      ¡Muchas gracias por tu comentario! Nos encanta que haya variedad entre los profesionales para que cada pareja pueda elegir lo que mejor le encaje. Sin embargo, sí que creemos que entre cantidad y calidad apostamos por calidad. Un vídeo de 20 minutos siempre que esté bien hecho se disfrutará siempre. Y por supuesto si está bien hecho deberá incluir a los invitados más importantes para que siempre haya imagen suya para el recuerdo. Estamos seguras de que hay vídeos de más duración que también son buenísimos, incluso sería bueno que si hay discursos, lecturas, etc se incluyan en unos extras aparte, para revisar siempre que se quiera y no se pierdan los sonidos y audios reales. Pero somos firmemente defensoras de que los vídeos de boda puedan ser consumidos en cualquier momento y para eso tienen que ser más bien cortos, porque así será más fácil que los novios los puedan disfrutar una y otra vez.
      ¡Un abrazo!
      Novia 101

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *