Cómo llevar el ramo de flores como la más pro el día de tu boda

Look de novia, Planning

Ya estás ready, te han colocado el velo, vas a tomar del brazo al padrino para salir por la puerta y coges el ramo de novia que con tanto mimo te han preparado en la floristería y resulta que no sabes muy bien qué hacer con él.

Novia 101 para organizar tu boda

Redacción

17 de septiembre de 2021

Lo sujetas, lo aprietas por si se te escapa, te pinchas con algo y prefieres relajar la mano; está húmedo y te está dejando un manchurrón en el vestido, tienes miedo a que las flores se pongan pochas con el calor y no paras de ponerlo hacia abajo para que no le dé el sol. Total que acabas por llevarlo como si fuera una lechuga mustia que no quieres ni tocar, como si te sobrara.

Eso no puede ser. El ramo es el accesorio ideal de tu look de novia, es lo que te diferencia y da color, el final touch de tu gran día. ¡Y no puedes no saber cómo llevarlo cuando todas las miradas estarán fijadas en ti!

En Novia 101 nos hemos decidido a ayudarte y para eso queremos que puedas disfrutar de llevar un ramo tan especial con soltura, como si lo hicieras todos los días, así que hemos consultado con unos floristas muy top, Mar de Flores, que son especialistas en ramos de novia para ayudarte a llevarlo como la más pro.

Gloria, alma mater de Mar de Flores, nos da sus mejores consejos para que tu ramo de flores coja el protagonismo que merece sin eclipsarte porque lo llevas de mala manera.

Cómo llevar el ramo de novia

Foto de Liven Photography con ramo de Mar de Flores

Nº 1. Confía en un profesional

Lo primero es que te haga el ramo de flores un profesional. Nos informa Gloria: «de esta manera te aseguras que guarda relación contigo, con tu talla, tu vestido y, desde luego, con tus preferencias florales y cromáticas porque te van a asesorar sobre qué te conviene más. Si es así, el ramo no será una carga, un trasto que no se sabe dónde colocar ni cómo ponerlo. Si su tamaño y forma es el apropiado, no pesará ni será de difícil manipulación.» 

Cómo llevar el ramo de novia

Nº 2. Naturalidad ante todo

Te tienes que sentir lo más natural posible con él, así que piensa que es una extensión de tu mano, agarrando con decisión el tallo o empuñadura, pero sin tensionar el brazo. Como cuando das la mano a alguien, que lo haces con firmeza pero sin querer estrangularle.

“La naturalidad debe ser lo que más se note, así que elijas el tipo de ramo que elijas, que no se vea artificial ni forzado, que estés cómoda” nos dice Gloria, de Mar de Flores, artífice de las decoraciones de las bodas más elegantes de Madrid.

El truco para saber que siempre se vea natural es: “mejor tomar el ramo más cerca de las flores que del medio o final del tallo, porque así haces contrapeso y lo sentirás más ligero”, nos confirma Gloria, que hacen unos ramos de flores que quitan el hipo.

Cómo llevar el ramo de novia

Nº 3. Ojo con la sesión de fotos

Por último, “entiendo que será complicado porque hay un montón de razones para estar pendientes de otras muchas cosas, pero, al menos durante las sesiones de fotos, si el ramo está boca abajo es muy difícil que salga bien. Respecto al cuerpo, la posición ideal es junto a tu cadera, a un ladito y sin que impida la visión de tu pedazo de vestido, que es el protagonista”, nos aconsejan en Mar de Flores. “Y en general, que esté inclinado unos 45º, para que se vean bien las flores”.

Palabrita de floristas expertos en ramos de novia.

Foto de Liven Photography con ramo de Mar de Flores

Así que, atenta a nuestros consejos y si no ves que sea fácil, solo te queda ¡practicar!

“Antes de la boda tienes que hacer un pequeño entrenamiento o ensayo de cómo lo llevarás. Según el tipo de ramo elegido será de una forma u otra, pero recuerda que lo sientas natural y el truco de los 45º. Ensaya (o piensa) dónde lo dejarás en cada ocasión que haya que soltarlo (por ejemplo en la ceremonia); o a quién y cómo se lo darás para que no se dañe; y que salga de la mejor forma en las fotos.»

Quizás a la hora de ensayar sí que puedes coger unas verduras (elige según cómo vaya a ser tu ramo una lechuga, acelgas, coliflor…) para hacerte ese ramo de novia de prácticas.

Tranquila, no le vamos a decir a nadie que has entrenado por casa con unas verduras, será nuestro secreto y nadie se va a enterar. 😉

Artículos

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *