Las 10 tendencias de bodas en plena pandemia que han venido para quedarse en 2022

Celebración, Planning, Tips para tu boda

Y que necesitas conocer ya para organizar tu boda.

Novia 101 para organizar tu boda

Redacción

23 de diciembre de 2021

Vale que las bodas en plena pandemia del coronavirus no han sido idílicas por eso de que las restricciones han tomado más protagonismo del deseado, pero llevamos con el bicho casi 2 años y se siguen celebrando. ¡El amor no se cancela ni se restringe!

Cómo se han organizado esas bodas y bajo qué circunstancias es bien distinto. No ha quedado otra que tanto las parejas como los profesionales implicados nos adaptemos siendo creativos y asumiendo nuevas tendencias que antes de la pandemia ni nos planteábamos.

Aunque no en el 100% de las bodas, sí que muchas de estas tendencias empiezan a coger fuerza y estamos seguras de que han venido para quedarse o al menos para convivir con las antiguas tendencias pre pandemia. ¿Desbancarán a las antiguas tendencias en la organización de bodas con el paso del tiempo?

Novia 101 tendencias bodas 2022

1. Prioridad a los espacios abiertos, aun en pleno invierno

Está claro que en España somos afortunados porque tenemos mejores condiciones meteorológicas que en otros países, incluso en los meses de más frío muchas bodas se han celebrado al aire libre. Solo cuando la lluvia hace su aparición hemos vuelto a celebrar bajo techo, pero estamos seguras de que seguiremos celebrando más al aire libre frente a espacios cerrados.

2. Listas de invitados un poco más pensadas

Siempre habrá invitados de compromiso en las bodas y no vamos a evitar que tu madre invite a la tía Enriqueta que hace 5 años que no hablas con ella. Pero aquellas parejas que habéis vivido una pandemia como novios y estáis en plena organización de la boda, seguro que empezáis a plantearos que quizás no hace falta que invitéis a ese compañero de trabajo con el que llevas 2 años sin cruzar palabra, o los del colegio con los que no habéis intercambiado ni un hola por el chat del WahtsApp desde antes del confinamiento. Llámalas bodas más íntimas, bodas boutique o simplemente que no te apetece tener a gente con la que hace tanto que ni cruzas palabra.

3. Medidas sanitarias (sobre todo para los profesionales)

Sin tener una bola de cristal en la que sepamos cómo evolucionarán las restricciones para los invitados, sí nos atrevemos a pronosticar que los profesionales implicados en las bodas seguramente sigan llevando mascarillas por mucho más tiempo. Por seguridad, por concienciación y posiblemente por garantizar la tranquilidad de los asistentes y de los novios.

4. Énfasis en el la experiencia que viven tus invitados y en cómo entretenerlos en cualquier momento de la boda

Antes de la pandemia la pista de baile y el fiestón con un DJ era prácticamente la única opción viable para disfrutar después de la cena. Sin embargo, en plena pandemia con las fiestas canceladas, las empresas de producción audiovisual y músicos se pusieron creativos y ofrecieron muchas otras opciones de altísima calidad que iban desde actuaciones de grupos de música a karaoke, bingo o juegos con actores. Y no solo durante las copas, sino en el cocktail, cena y en sustitución de la pista de baile.

De pronto un gran abanico de posibilidades se abre para entretener a los invitados en cualquier momento de la boda y que vivan una experiencia única. Sabemos que en España bien nos gusta una fiestuqui, así que no creemos que la vayan a sustituir a futuro, peo sí que convivirán tan ricamente. El foco pasa a ser la experiencia que vivan tus invitados a lo largo de la boda, no solo en la fiesta.

5. Streaming de la ceremonia para aquellos que no pueden asistir a la boda

Aunque siempre sea la opción menos buena, es más que posible que si de pronto te encuentras con que empieza a fallarte gente de la que no esperabas, os planteéis hacer un streaming de la ceremonia. Para que al menos esa parte no se la pierdan los que no han podido venir, aunque no será lo mismo que estar in situ, pero algo es algo.

Es lo bueno que tiene, que a estas alturas de la pandemia hasta tu abuelita ha hecho en algún momento una videollamada de WhatsApp y no le será raro estar online en tu boda.

 6. Más espacio individual para cada invitado en las mesas

Con todo lo que nos gusta estar en contacto con las personas en España y de pronto nos encontramos con que necesitamos distancia de seguridad por el coronavirus. Y en las mesas de las bodas, más anchos imposible.

Pero no nos hemos parado a pensar en la comodidad que supone no tener el codo del de al lado empujándote, no saber si tu tenedor es el tuyo o el del vecino y cosas por el estilo. Sin llegar al extremo de las distancias de 2 metros entre comensales, sabemos que tener un poquito más de hueco por persona va a ser la norma en las siguientes temporadas porque al fin y al cabo es lo que toca.

7. Reuniones online con los proveedores de la boda

Si piensas todo el tiempo que te has ahorrado por no tener que desplazarte, buscar aparcamiento, hacer la reunión, ver materiales, visitar espacios y conocer a todos y cada uno de tus profesionales de la boda en sus talleres o tiendas, es toda una vida. Sabemos que aunque las reuniones online con tus proveedores te han ahorrado mucho tiempo pero no acaban de sustituir del todo a conocer fincas, ni a probarte vestidos, hacer la prueba de menú o incluso la del maquillaje y peluquería. Pero sí que seguirán funcionando para aquellas reuniones de estatus o para resolver dudas, para concretar ideas, etc. Porque a todos, a las parejas y a los profesionales, las reuniones online nos han ahorrado enoooormes cantidades de horas y eso es todo ventajas en plena vorágine de la temporada de bodas.

8. Bodas en viernes y domingos

Antes de la pandemia ya había alguna pareja que apostaba por salirse de la norma de los sábados, pero eran los menos. Ahora con todos los aplazamientos que están aún coleando de 2020 y parte del 2021, ya no importa si tu boda es en viernes, domingo o incluso algún jueves desperdigado.

Solo con la ventaja que suele suponer elegir uno de estos días en cuanto a la reducción de costes de la boda (no en todos los proveedores, pero sí en muchos como el espacio de celebración, que se nota, y mucho) ya es un punto a favor para que podáis tener vuestra boda soñada un poquito más económica.

9. Propuestas más eco-friendly

Otra de las tendencias que empezaba a pegar fuerte pre pandemia pero que cada vez más parejas optan por ella es tener celebraciones más conscientes, con productos y servicios de kilómetro cero y menos desperdicios. La tendencia abogando por la sostenibilidad nos ha hecho mella durante estos últimos meses y también en las bodas queremos ser más respetuosos con la huella que dejamos en el planeta al celebrar nuestro gran día. Quizás tu caso no es que vayas a hacer una boda 100% eco-friendly, pero sí algún detalle puede marcar la diferencia, como unas invitaciones que se pueden plantar y crecen flores, como las de Sheedo, que seguro que tus invitados agradecen.

10. Vestidos de novia más atrevidos (y divertidos)

No sabemos si es porque en las celebraciones más íntimas de la pandemia las novias han arriesgado y se han divertido más a la hora de elegir su look o es que las nuevas tendencias en moda pasan porque cada una muestre más su personalidad también el día que se casan. Quizá es que estamos en los alegres años 20 del siglo XXI después del drama del coronavirus y necesitamos pasárnoslo bien incluso vistiendo de novia, pero nosotras estamos encantadas. Nuevas marcas, vestidos de fast-fashion que entran en bodas, complementos más atrevidos, todo vale para crear un look nupcial que salga del típico vestido princesa o del ligero y con caída.

 ¿Crees que habrá alguna otra tendencia que pueda seguir en las próximas temporadas de bodas? ¿O volveremos a las bodas tal y como eran pre pandemia?

Artículos

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.